FE ……ESPERANZA


Muere la sociedad conmigo.
Con el influjo de la indiferencia
y la muestra de falsas demostraciones
de inquietud,
caminamos visceralmente
por atajos contrapuestos,
pero sin disposiciones claras
ni solidarios amaneceres.

Situaciones graves,
impactos contundentes,
agresiones perturbadoras,
asesinatos crueles
en circunstancias pasajeras,
motivan vibraciones,
indignaciones,
enjuiciamientos,
rebeliones.

Pero, ¿dónde está la misericordia,
generosidad,
bondad,
compasión,
día a día, en cada momento,
con personas frágiles necesitadas de amor,
pobres de economía,
y de aquellos niños hambrientos
que malviven en el mundo?

¿Dónde están, entonces,
las informaciones feroces,
las manipulaciones,
los sarcasmos y las sátiras,
los protagonismos,
los comentarios persuasivos?

Cuando se nos presentan
seres marginados,
personas perdidas,
humanos maltratados,
gente maltrecha,
y nos piden gracia y favor,
¡Cuántas veces los rechazamos,
enjuiciamos,
menospreciamos,
abandonándolos a su suerte!

¿Es así nuestro mundo?
O, simplemente,
cuando hay momentos caóticos.

¿Dónde está el ser humano entonces?
¿Dónde está la noticia importante?
¿Dónde está el ego superior?

Y cuando suceden estos acontecimientos,
tristes, desconcertantes,
llenos de imprevisión y dolor,
¿no serán consecuencia de errores
propios del maquiavelismo humano?

¿Dónde está el ser humano,
su llanto,
su implicación,
su compromiso,
su hospitalidad
y su conciencia?
¿Dónde está la hermosura de su corazón?

¿Solamente está en actos de horror,
en aquellos cuyos impactos tormentosos
resquebrajen nuestras emociones,
y no en nuestra conciencia diaria?

Momentos pasajeros,
tristezas fecundas,
con falsas expectativas humanas
en el auténtico compromiso del amor.

Triste, triste es nuestra vida
si el llanto emana sólo con el terror,
y no con la mirada diaria elevada
en la bondad del corazón.

¿Es posible que el ser humano
no entienda su compromiso,
el reconocimiento a la verdad,
el agradecimiento a la vida,
el menosprecio a su libertad,
cuando persiste en su indiferencia
y en su gran pasividad?

El poder está en cada uno,
en su dignidad,
integridad,
y en su firme confianza
de no servir a manipulaciones de los demás.

Esta sociedad está muerta,
carente de autoridad,
porque personas maquiavélicas
elevan su poder a la verdad.



Ángel Sanz
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma

TEATRO DE LA VIDA

Publicado por Angel Sanz Goena en 9:12 2 Comments





TEATRO DE LA VIDA



Paso por el temporal de esta vida,
por las cortezas áridas de mi tierra,
por las bellas calles de mi ciudad,
por el corazón de algunas personas,
sin dejar huella ni camino.

Sigo mi camino silencioso
sin saber a qué he venido.
Cuántas veces sueño
que ando por un sendero misterioso
sin atreverme a preguntar mi destino.

Soy un hombre sencillo, normal,
que camina solitario,
creyendo que siempre está en la verdad,
falsa realidad de un ser precario.

Mi conducta propia de un actor
que ve esta vida como un teatro,
actúa cada día en una nueva función
sin conocer la letra, los actores ni el fracaso.

Adolescente en las actitudes banales,
maduro en las vivencias espirituales,
avanzo como un actor mediocre
que no termina de aprender su papel barato.

Terminaré en el teatro de la vida
con otros actores al descubierto,
sin la obra aún aprendida
y el papel en un trasfondo cubierto.

Pero si al menos dejara una pequeña huella
que significara que he dado amor,
sentiría dejar una vida bella
y un actor que su trabajo amó.



Ángel Sanz Goena
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma


PROHIBICIONES


Es curioso ver en este país los condicionantes y las prohibiciones que surgen continuamente. Parece ser que sin ellas no existen planteamientos de avance social, cuando, precisamente, se tiene que prosperar en otros temas.

Hay una gran incursión en la condena del tabaco. Los fumadores están perseguidos, cual cólera habitara por sus entrañas. Quizás habría que preguntarse de qué está hecho actualmente el tabaco, qué comisiones se lleva el Estado por la venta, con el propio perjuicio que está ocasionando en la salud de las personas que fuman.

Anteriormente, hace ya unos cuantos años, fumabas un cigarrillo de chesterfield, que era uno de los que habitualmente se fumaban, y desprendía un aroma exquisito en la habitación; aún más, era una esplendida fragancia para no utilizar perfumes o condimentos que los suplieran.

¿Qué pasa ahora con la nicotina? ¿Es tabaco lo que se fuma? ¿O es alquitrán con otras sustancias? Entonces, lo que deberían estudiar o plantearse es prohibir la producción de ese tabaco y no acosar permanentemente a los que tienen el placer o necesidad de fumar.

Tras este rastreo por una prohibición, en particular, de las que quedan muchas aún por resquebrajar, me gustaría también precisar si el alcohol o las drogas no son tan perjudiciales para el ser humano.

Con la ignorancia que almacena mi mente en estos temas, pero llevado por mis inquietudes y una pequeña lógica humana, me interesaría saber hasta qué punto el alcoholismo no perjudica la salud humana. Creo más bien, que si el tabaco permite el acceso a un cáncer de pulmón, el alcohol nos llevaría a un desastre mental y a unos catastróficos desgastes del hígado u otros órganos físicos. Cualquiera de los dos es dañino, muy peligroso, pero considero que el problema mental debe ser caótico, ya que elimina la voluntad de la persona, le destruye su sistema celular y, además, va adentrándose permanentemente en desequilibrios emocionales y psíquicos.

Y si nos adentramos en las drogas, ¿qué ocurre con las mediciones del sistema competente del Estado que no aplaca, controla ni elimina su venta? ¿Interesa que se consuma? Porque si el tabaco hace daño, no digamos las drogas. Además, el tabaco bien llevado, tranquiliza al ser humano. En cambio, considero que las drogas van anulando y saqueando el cerebro, inutilizan al ser humano y, a la vez, deterioran el sistema orgánico.

Su uso, cada vez más amplio, introduce a la persona en un abismo de impotencia y en un escalofriante desequilibrio.


CUALQUIER DROGA ELIMINA LA LIBERTAD DEL SER HUMANO

Ante estas adivinanzas del daño que supone estas tres corrientes de consumo, ¿en qué nos quedamos? Si el tabaco, parece ser, daña al que no fuma, siendo fumador pasivo, se evidencia a que los fumadores son anticonstitucionales para “apartarlos”, “separarlos”, “alejarlos”, “señalarlos”, “descalificarlos”, “desprestigiarlos”, deshonrarlos”, y tantos verbos que inducen a ser algo diferente, raro, extraño, y casi despojarle de su realeza humana. ¡Cuántas dudas me quedan de esta prohibición!

¿Y las drogas? ¿Hay algún beneficio en ellas? Porque eso sí que es grave: la anulación de un ser humano durante toda su vida. ¿Qué ocurre con su empleo? Si se sabe dónde se vende, ¿por qué no se va a detener a los que trafican con ella? Es curioso ¿verdad?

Y sobre el alcohol, ¿no deberían, entonces, condicionar el consumo a según qué personas que ya van ebrias? ¿No tendría que haber una restricción que no permitiera al alcohólico beber en lugares públicos? Porque, sin lugar a duda, este tema es mucho más hondo de lo que aparenta superficialmente, ya que implica enormemente a su familia. Una persona alcohólica en un hogar debe ser un desastre y un desconcierto, con un suplicio permanente, teniendo que mantener una vigilancia extrema para alejarle del alcohol y convertirlo de nuevo en persona, en unas condiciones normales de vida. ¡Ahí hay libertad!

¡Vaya lío con las prohibiciones! Unas van y otras vienen. Para unos estarán bien, pero para otros no lo estarán tanto. Lo importante es no perder la libertad. Creo que según qué prohibiciones no son convenientes; sin embargo, otras sí. Precisamente, las que verdaderamente matan al ser humano, sin que él pueda controlar la situación

Lo que aquí se ha escrito, es un compendio de reflexiones mezcladas en un cóctel o, más bien, un combinado. Está todo entremezclado, pero alguna sustancia quedará si se profundiza en ello. Quizás haya habido referencias inequívocas, para traslucir el significado de las supuestas prohibiciones y los altercados más explícitos de la sociedad.

Aun así, ¡vaya enredo! ¡Vaya maraña y confusión! Hasta yo que lo estoy escribiendo he llegado a perderme. Bueno, si alguien llega a comprenderlo en su justa medida, sería un verdadero ejecutor para una cátedra de Filosofía, de Relaciones Políticas o de Medicina.

Y ante esto, debo decir que no bebo, no fumo y no tomo drogas. Quizás por ello, aún tengo una mente despierta, aunque sea escasa mi inteligencia.

¿Es un país de prohibiciones o es un país libre? Esa pregunta sí que es importante, al margen del comentario expuesto anteriormente.



Ángel Sanz Goena
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com


INJUSTICIAS SOCIALES



¡Qué triste realidad la de este país! Muchos políticos, en general, como otros, en particular, no saben o no quieren saber con exactitud lo que está ocurriendo en esta España. La demagogia, el oportunismo, la carencia de entusiasmo humano, la ambición por el poder, son algunos de los despropósitos respecto a la tendencia de involucrarse con eficacia, interés y humanamente al deber de ejercer su verdadera obligación política: gobernar adecuadamente para que España esté entre las naciones más evolucionadas del mundo.

Si el presidente de un gobierno, como el que preside actualmente esta nación, no ha desarrollado ninguna labor fuera de la política, porque no ha trabajado nunca en ninguna empresa, ni en cualquier otro estamento fuera de ella, qué va a saber lo que significa madrugar para ir a un trabajo lejano, ir en metro a horas punta, buscar en otro país lo que no consigue en el suyo, controlar su economía para llegar a final de mes, y un sinfín de temas y necesidades que surgen en cualquier ser humano que tiene que desarrollar unas funciones tanto profesionales y sociales como familiares.

Si en el momento de una crisis tan brutal como tiene España, sin haber llegado al fondo de la misma, se están derivando los planteamientos a que los pensionistas y otros diferentes profesionales de este país sean los que deberían ajustar aún más su economía, porque así lo exige su guión político económico, mientras los ministros del gobierno, unidos a su enorme cantidad de asesores e, incluso, a dirigentes que han salido del ejecutivo e incorporándolos a otros Estamentos nacionales, perciben unas remuneraciones astronómicas, ¿qué podemos pensar y cuestionarnos los españoles?

Personas que piden limosna; seres humanos que miran en los contenedores para poder llevarse un alimento a la boca; refugios gestionados por la Iglesia Católica o Asociaciones afines a Ella ( y gracias a que están ahí presentes) cuando a la política social del gobierno no le importa en absoluto; millones de personas que están en el paro, sin protección ni esperanza en encontrar de nuevo trabajo; pensionistas que están pasando dinero a hijos para que puedan cumplir con sus necesidades vitales: hipotecas, alimentación, colegios, etc; personas olvidadas en la sociedad mientras se siguen haciendo elocuciones desde el gobierno con soluciones a corto plazo; y tantas otras situaciones caóticas de seres humanos que no tienen la culpa del desastroso posicionamiento de un presidente de gobierno que no sabe ni entiende lo que significa vivir en condiciones precarias.

Mientras la Sra. Fernández de la Vega -última información representativa de estas injusticias- tiene unos ingresos anuales tan elevados al año por su nueva ubicación, sin tener en cuenta sus ingresos anteriores, innumerables ciudadanos de este país no llegarán a conseguir esa suma durante el resto de sus vidas. Mientras políticos del gobierno emplean coches oficiales para sus manejos personales, con un coste impresionante para las arcas del Estado, una cuantía elevada de españoles están sufriendo, con verdaderas penurias, con carencias tan pronunciadas, que muchos minutos de su vida son para tener ansiedades, angustias, obsesiones de trabajo, depresiones. ¿Es justo que eso ocurra? ¿Hay conciencia humana en esta casta política?

Españoles que han estado toda su vida trabajando, muchos de ellos en horas nocturnas; en lugares incómodos, peligros muchas veces; pasando frío; con ciertos riesgos; en otras etapas en que este país pasaba calamidades, teniendo que hacer verdaderos esfuerzos y sacrificios para sobrevivir, que tras el tiempo legal han llegado a la jubilación, para poder vivir en condiciones sencillas y muy normales, ¿qué pensarán ahora cuando les dicen que tienen que apretarse el cinturón mientras ven el despilfarro de ministras que juegan con su dinero, gastándolo a su capricho sin importarles cuál es su situación, como apoyos sociales hacia personas afines a ellos?

¿Qué les representa el ser humano? ¿En qué invierten su tiempo y sus pensamientos, cuando no hay ningún planteamiento, ni existen ideas en beneficio del pueblo español? ¿Será exclusivamente en sí mismos? ¡Qué vergüenza! ¡Qué pobreza personal! ¡Y qué estrechez política! Porque el problema no es la política, sino quienes la ejercen.

Mientras ellos se preocupan de su posición actual y futura, con sus sueldos vitalicios excesivamente elevados, seres humanos están desahuciados, llorando, escribiendo con lágrimas de sangre en sus Libros de la Vida. Lágrimas físicas y lágrimas del alma. ¡Pobre historia humana!

Ya no es carencia de sensibilidad, es un desprecio humano hacia los demás. Tienen a la sociedad como borregos, criados a su disposición, esclavos de sus actitudes, pordioseros solicitando limosnas, mendigos de cultura, en definitiva, vagabundos perdidos por el camino -que debería ser totalmente diferente- del ser humano.

Mentiras constantes, alardes de superioridad, indiferencias permanentes, soberbia, y otros calificativos lejos del humanismo que pueden adjudicarse muchos políticos y más, por supuesto, los que gobiernan actualmente en este país, por las circunstancias de su lamentable ejercicio político.

¿Cómo es posible que haya tan poca humanidad, ni prestigio personal? ¿En qué país estamos viviendo ahora? ¿Qué está ocurriendo? Creo que el pueblo español no se merece estar en un caos, sin esperanza ni proyecciones empresariales; sin un desarrollo intelectual, cultural y científico; con miedos e inseguridades constantes; y debería exigir más de lo que nos están ofreciendo los políticos actuales.

Cuando hay llantos del alma, suplicios, situaciones desbordadas, mentiras constantes, ironías ante una impotencia atroz, indiferencias ante el sufrimiento, indica que hay un cáncer muy profundo en la nación. Es la enfermedad de las traiciones a un pueblo y de la profunda hipocresía.

Siento una gran tristeza por esos seres humanos que sufren en el silencio, con una impotencia ante sus delicados momentos de existencia, pero no por aquellos que, aun sufriendo por culpa de unos políticos, siguen defendiéndoles.

Los que ahondan en sus miserias sin saber el por qué de lo que ocurre, por ignorancia o por la bondad de su corazón, deben encontrar su respuesta y posteriormente pedir las explicaciones.

Y los que estando en la misma situación, conocen la razón y los disculpan, se alimentan de su odio, rencor o complejidad humana, no desenmascarándolos y defendiéndolos exclusivamente por alegrarse de que estén gobernando ellos en vez de otros, mi lagrimal se convierte en un desierto de arena.

El rencor, la envidia, el odio, no son buenos consejeros para nada, más bien, son destructores de la convivencia humana. Y aquellos que viven en esos abismos oscuros, alegrándose de las contrariedades de otros, estando, asimismo, postergados por las conductas políticas actuales, tendrán que aprender a no odiar, a evolucionar y a comprender que el respeto humano es lo más importante en el Sendero Humano.


ÁNGEL SANZ GOENA
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com


LA MAYOR EMPRESA DE ESPAÑA


La mayor empresa de España es la Sociedad Española. Como cada empresa, la susodicha sociedad tiene sus directivos, en este caso los políticos, y los subordinados de los mismos, en este caso los funcionarios. Cada representatividad desarrolla una misión en la empresa: los políticos dirigirla y ejecutar, y los funcionarios seguir los mandatos y decisiones de éstos.

En las empresas existe un Consejo de Administración compuesto por los accionistas, quienes representan a la empresa en su más alto nivel. La verdadera potestad está en él, donde reside el poder del capital, su poder real.

Aquí, en la España de estos momentos, parece ser que los políticos son los dueños de la empresa, no exclusivamente los ejecutivos que la dirigen, sino, asimismo, los capitalistas. Según el lógico desempeño de sus atribuciones, origina una cierta confusión, porque parece ser que esas competencias están invertidas.

¿Cuál es la responsabilidad del gobierno ejecutivo de la empresa? Desarrollar la máxima eficacia, para que sea próspera, con el mejor ejercicio solidario entre todas las partes de la misma. Además de proveer y comprar a otras empresas, donde están las contraprestaciones económicas y se mantiene un constante movimiento de capital y beneficios comunes, se dan empleos, motivaciones y proyecciones a muchas personas que evolucionan dentro de la misma.

Si eso lo trasladamos a la Empresa de España, es decir, a la Sociedad, creo que no es así. O me equivoco, o está cambiado el diseño. Desde hace años, los políticos son los ejecutivos, el Consejo de Administración, los subordinados, el capital, la documentación, los instrumentos tecnológicos, en definitiva, son el auténtico poder irresistible a sus intereses.

¿Así se debe conducir este país? ¿Es lógico que así sea? Desde luego, que cuando se manifiesta que el poder está en el pueblo, como debería ser, se aleja mucho de su realidad. Precisamente, la sociedad tendría que tener fórmulas y códigos para despachar a los ejecutivos de su empresa, dar entrada a unos nuevos, que tuvieran la oportunidad de rentabilizarla nuevamente.

Siempre en las empresas existen auditoras que perfilan los movimientos de la misma: su eficacia, su rentabilidad, sus filtraciones, sus riesgos, sus malversaciones, sus incidencias,….. Entonces, ¿por qué cualquier Organismo Público, con funciones políticas, no tiene auditorías? ¿Cuál es el motivo?

Pienso que para que una empresa sea productiva, hay que regularla con la máxima eficiencia; el máximo rigor; la mejor profesionalidad; reglas morales que permitan el mejor desarrollo empresarial como humano; una constante alerta a su producción y una ejecución personal, financiera, administrativa y comercial, como cualquier otro mecanismo, tanto productivo como humano, que la potencie.

Si así es, ¡vaya desastre de gobierno! Porque hay que ver cómo está esta Nación. Los seres humanos no deben dejarse guiar constantemente por un sistema impuesto por un gobierno como por la propia sociedad. No puede ser siempre lo mismo, porque ya venga impuesto anteriormente. Cuando algo no funciona, sea lo que sea, debe modificarse para obtener un progreso más adecuado, más consistente. La mente humana está más evolucionada que el modelo del subdesarrollo de las alternativas que funcionan actualmente en el sistema, y tiene muchos más recursos que las resonancias de un gobierno o de la propia sociedad.

Hay que buscar fórmulas que modifiquen estos criterios, para que la sociedad sea más libre y pueda ejecutar su derecho a ser los mandatarios de la Empresa, a ser quienes controlen a los ejecutivos de sus conductas y compromisos empresariales, es decir, de su modo de gobernar, con sus articulaciones tanto internas como externas.

Es cuestión de reflexionar, pero, porque hasta ahora todo haya sido así, no tiene por qué serlo en adelante. Siempre hay que evolucionar, pero con inteligencia y con los cauces apropiados para que la empresa sea beneficiosa en todos los aspectos. Hay que hacer una empresa importante y para ello hay que descartar a los ejecutivos que no están cualificados para conducirla, descontaminándola permanentemente.



ÁNGEL SANZ GOENA
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com

ESPERANZA

Publicado por Angel Sanz Goena martes, 9 de noviembre de 2010 en 9:32 2 Comments


ESPERANZA



La esperanza es la fortaleza del amor. Es el motor que nos afianza en nuestros sueños, ideales, proyecciones…. La esperanza es la fuerza motriz de nuestra prosperidad.

Ante cualquier dificultad es la consistencia que permite conquistar aquello que pesa en el corazón. Cualquier planteamiento racional es empujado con la solidez de la esperanza.

Puede haber inquietudes, incertidumbres, cualquier anomalía que posponga nuestro anhelo en conseguir algo, pero la esperanza es el vigor, la resistencia, el valor, la entereza, el brío, por lo que nos empuja a vivir como a sobrevivir.

El ser humano tiene sus dones como sus imperfecciones, y con todo debe avalar y garantizar su propio proceso personal como espiritual. Lo que nos ha dado Dios son instrumentos para crecer como personas, incluidas las imperfecciones. Precisamente con ellas debemos evolucionar, deben ser nuestras amigas y no nuestras enemigas.

Lo que hay negativo en nosotros lo despreciamos, lo infravaloramos, para resucitar exclusivamente con nuestros dones o valores personales. Pues no, nuestras carencias, imperfecciones, complejos y oscuridades profundas son parte de nuestro proceso y debemos asumirlos, amarlos y venerarlos.

La esperanza es el resurgimiento del desastre a la victoria. Es la grandeza del beneficio de las constantes batallas. Esperanza: esperar que algo se cumpla, que algo llegue, que algo se consiga……

Todo lo que vive en el ser humano es grande como grande debe ser su estímulo en desarrollarse como persona. No es cuestión de ser un buen profesional, un buen técnico, inteligente o eficaz, es cuestión de en un gran ser humano.

El ser humano no se estudia, no se plantea quién es o qué es su vida. Escasas personas profundizan en la salud de su alma. Siempre hay virus que contagian unos a otros, pero cuando un ser está vacunado completamente, porque él es siempre él, ya no hay contaminación, hay esperanza en avanzar en su propio proyecto espiritual.

Los defectos, como los estímulos o desajustes humanos, siempre nos representan, siempre comparten nuestras victorias o derrotas, porque están impregnados en nuestra alma. Es cuestión de aprender con ellos, de arriesgar con ellos y de trascender con ellos. Hay que amarlos.

Siempre valoramos lo mejor de nosotros y restamos lo peor, lo que no nos gusta, lo que no reconocemos como nuestro, aquello que nos acompleja. Tema muy delicado, porque así no hay probabilidades de superarse como personas. Nos avasallamos constantemente a nosotros mismos y dejamos de auxiliarnos. Nos desautorizamos continuamente o, incluso, ni nos llegamos a plantear quiénes somos.

La libertad reafirma la esperanza. La libertad del ser humano es compromiso, es implicación. No es cuestión de ser libre, para hacer lo que cada uno ve conveniente, sino que la libertad es el vehículo que nos conduce al desapego de nuestros obstáculos espirituales.

La libertad avala la esperanza como la esperanza nos muestra nuestra libertad. Ser libre es la auténtica esperanza del Ser Superior para tener la auténtica autoridad consigo mismo. Hay que acreditar la representatividad del ser espiritual en nuestro ser terrenal.

Dios formó al Hombre con muchos instrumentos, de los que engrandecen como restringen, pero, curiosamente, los que restringen son los más necesarios para comprender los que engrandecen: es un análisis de la Virtud del Hombre. De ahí, que el Amor de Dios es nuestro amor y la ignorancia, como carencias o precariedad humana es la grandeza que nos muestran lo que somos y lo que debemos atisbar.

El resplandor Divino es nuestro resplandor. Y para aprehender la Sabiduría y Conocimiento Divinos, hay que estimular nuestras parcelas, nuestro Pilar Humano y Espiritual.


¡Qué esperanza tengo en ser el Hombre que rastrea cada piedra de su camino!



ÁNGEL SANZ GOENA
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com

SOCIEDAD

Publicado por Angel Sanz Goena viernes, 29 de octubre de 2010 en 11:46 1 Comment




SOCIEDAD


Siempre que comienzas el día es lo mismo del día anterior: las mismas palabras; las mismas informaciones; los mismos periodistas, diciendo lo mismo; las mismas versiones políticas; los mismos sucesos; siempre más del día anterior y del anterior al anterior.

Creo que mucha parte de la sociedad ya está cansada de siempre lo mismo. Necesita frescura, nuevas inquietudes, nuevos acontecimientos que le liberen del sistema actual.

Muchos periodistas quieren ser famosos a costa de ser más agresores que otros; ser más contundentes en sus reafirmaciones; entrometerse más en las personas; buscar cualquier intimidad que sobresalga, con el fin de diferenciarse de ellos; atacar a las personas tanto civiles como políticas que están comprometidas con temas delicados, abiertos, libres y sinónimos de justicia.

En fin, está sociedad está enferma, contaminada de siempre lo mismo, con unas carencias de cultura, de dinamismo, de evolución, de estímulos, tanto intelectuales como espirituales, que le aireen y exoneren de sus constantes pesadillas.

Aún existen intelectuales elevados, hombres y mujeres con sabiduría que van intentando deshipnotizar a muchos seres humanos que están perdidos en la jungla de la confusión, del conformismo, de la inercia diaria mediatizada y de sortilegios que vienen provocados por los que desean que esta sociedad, como las sociedades del mundo, sigan bajo el flujo de la idiotez.

Los desengaños son constantes; las angustias permanentes; las frustraciones perennes; así como las ilusiones perdidas; los sueños olvidados y los ideales dormidos. Una sociedad no puede avanzar así, siempre con lo mismo. Es una expresión repetida unas cuantas veces en este escrito, pero considero que debe utilizarse continuamente para darnos cuenta que siempre es lo mismo.

La felicidad o estabilidad personal: el equilibrio familiar; la educación; la intelectualidad y la cultura; la definición de la Ley Natural de la Vida; la dignidad personal; la autenticidad, lo que es; la honestidad y sinceridad; la libertad; y tantas derivaciones de la supremacía del Hombre, están totalmente anuladas en esta sociedad, impuesta por aquellos que necesitan descollar y no podrían si el nivel de preparación y formación fuera mucho más elevado.

Los indigentes intelectuales desarrollan con mucha astucia y eficacia unos tratamientos a la sociedad que les inunda de falsedades y pobres esperanzas de vida. En esta sociedad existen muchas elaboraciones, donde las traiciones, la hipocresía y la falsedad o mentira se han hecho frecuentes y habituales, degradando la magnanimidad humana.

La sociedad debe reaccionar ante estas penurias que vive. El ser humano debe buscar su felicidad, estar en paz consigo mismo, levantarse cada mañana con novedades positivas, llenas de esperanza y optimismo, imprescindibles para soportar el sendero individual como colectivo en la sociedad.

Debe abrirse a las nuevas corrientes de la vida, las que le traen más espiritualidad, una visión nueva, aunque derivada de siglos y siglos atrás, donde él sea alguien, con el respaldo de su soberanía. Hay que rechazar la esclavitud y el totalitarismo impuesto desde la política actual; alejarse de las impurezas que nos trasladan según que medios de comunicación y descartar la manipulación de los intrusos de la intelectualidad, según que artistas y directores de cine, “denominados pseudo intelectuales”.

El Don Natural de la Vida es para que el ser humano sea consciente de su grandeza y de la riqueza que alberga su inteligencia. Los avasallamientos de los inmovilistas tanto estatales como públicos o privados no deben ejercer su influencia en las actitudes y orientaciones de la sociedad.

No puede haber reglas que vengan del Estado, sino todo lo contrario. El ser humano nació libre y libre debe mantenerse, sin imposiciones ni mandatos estatales. Ya hay leyes jurídicas para quien no tenga una conducta honesta, pero nunca dirigida desde el Estado, con Decretos Institucionales que le obligue a vivir carente de libertad.

La familia es importante, quizás mucho más de lo que se ha planteado en la sociedad. Si reflexionamos sobre su garantía, su fecundidad de amor y respeto, sobre la evolución de sus componentes, nos daríamos cuenta del Valor de su composición.

Nadie debe interferir en la educación familiar ni en la de sus integrantes, y menos con Leyes estatales que condicionen su libre albedrío, su ejecución humana y espiritual, o su proyección personal.

La sociedad está triste, deshumanizada, traumatizada, lejos de la Reglas Universales y Humanas de una delicada convivencia, y muy ajena al respeto que se merece de sí misma. Los políticos muchas veces entorpecen esas dignas relaciones con medidas inapropiadas que suelen enfrentar unos a otros; pero el ser humano debe defenderse ante esas situaciones, reaccionar a tiempo y, sobre todo, nunca perder el respeto por sí mismo como por los demás.

En cuántas ocasiones ha habido interferencias de oriundos del país con inmigrantes, pero no por una acogida fría o distante o, incluso, por una ideología racista, sino porque la mala gestión de los políticos ha dado una protección a los inmigrantes, perjudicando y desatendiendo a los propios del país, lo que origina cierta alarma social, un descontento profundo y se convierte en recelos y, a veces, en hostilidades. La calidad del ser humano está por encima de esas desavenencias y no debe permitir la pérdida de los lazos humanos, y sí manifestar sus desvelos y reclamar a los políticos sus carencias sociales.

La sociedad está cabizbaja, porque no se atreve a mirar al cielo ni a su profunda agonía. Reacciona con aversión al acercamiento humano de unos a otros, por miedo, inseguridad y desconfianza. La mayor parte de la sociedad no confían ni en sí mismos, van perturbados día tras día, noqueados por sus propios conflictos. Y aquí entra la desestabilización del ahorro popular por la desastrosa gestión económica de un gobierno que ha perjudicado inmensamente a muchos españoles, a muchas familias que perecen ante su desarrollo cotidiano.

La decadencia de la sociedad es latente. La congoja y el sufrimiento están habilitando cada día más a personas que les impide vivir en condiciones normales, lo que debería ser hereditario en todos los seres humanos. Ya de por sí la sociedad nunca es estable ni está equilibrada económicamente como para que por las ineficaces maniobras de los políticos entorpezcan aún más sus posibilidades.

La sociedad está extenuada, agotada, consumida, exhausta, arruinada en sus conceptos más básicos: intelectualidad, cultura, espiritualidad, ética y todos los valores nobles del ser humano, sin penetrar en los más básicos como el hambre, el desahucio, el desempleo, en definitiva, la carencia económica, imprescindible para cubrir las mínimas necesidades.

Hay que resucitar. Aquellas personas que no estamos contaminados, que sentimos la vida con claridad, que nos enorgullecemos de seguir nuestras propias pautas, con los errores e imperfecciones propias del ser humano, mostramos nuestra cara abierta hacia los demás y les sugerimos que vivir es hermoso, que ser único es vital, que ser libre, imprescindible, y que valorar la Vida y conquistar nuestro aval de Hombre Universal es la mayor fuerza para seguir caminando por el sendero de la Ley Natural de la Vida.

Y aquellos que han elegido el camino del poder, donde están obligados, por Justicia humana y política, a desarrollar sus aptitudes, eficacia, honestidad y otros mecanismos personales a favor de la sociedad, realicen su verdadera labor, y no, en cambio, interfieran en esa realidad exclusivamente por su propio provecho, porque están perjudicando y obstruyendo la estabilidad de muchos seres humanos, al margen de perder su dignidad personal y política, despreciando la verdadera función de su auténtico proceder.



ÁNGEL SANZ GOENA
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com



SEÑOR PRESIDENTE


Tras un mandato de muchos años, casi 12, y teniendo que vincularse al Gobierno de la nación, posiblemente por sus hazañas a favor del partido y, quizás, no tantas a favor de la Comunidad de Aragón, me queda una inquietud trascendente, y más cuando en el nuevo cargo que va a ocupar debe defender la estrategia del gobierno.

Me sugiere esa incertidumbre que, según he leído en un periódico, va a defender la estratagema del PSC, es decir, que va a apoyar desde Madrid al partido que ha estado siendo copartícipe del avasallamiento de Cataluña a Aragón, bien por los bienes religiosos como por la intromisión en nuestra historia.

Mi pequeña desazón -no profunda precisamente, porque sería doloroso que mi vida estuviera pendiente de sufrir o no; de ser feliz o no; de tener estabilidad o no; de tener esperanza en la vida o no; de perder mis sueños e ideales o no; exclusivamente por su andadura política-, me lleva a que si actualmente va a apoyar a un partido catalán, anteriormente gobernando esta Comunidad Aragonesa, derivada del Reino de Aragón –recuerda la historia de aquí ¿verdad?, donde ya daba muestras de apoyos constitucionales hacia esa región o comunidad, humillando a la nuestra, ¿qué hizo durante su mandato por esta Comunidad?

Piense que antes, cuando gobernaba esta comunidad, bueno, al menos, la presidía, porque de gobernar a presidir hay una gran distancia, se podía esconder de torpezas, mínimas iniciativas, escasa eficacia, más bien pienso que ignorancia política; pero actualmente que está en observación de todo el país, se enfrenta a otras resonancias mucho más contundentes, comprometiéndose profundamente con sus actos, actuaciones, manifestaciones e inclinaciones.

Ante esos desatinos, que ya nos deja entrever por su actitud en el gobierno que presidía, y teniendo que dirigir las nuevas versiones sobre los planteamientos de su Presidente- al que me imagino le dará muchas gracias por haber sido un perro fiel, anteponiendo su dignidad a los que le votaron, o no, en esta Comunidad-, ¿cómo cree que puede quedar su nivel personal y político?

Me imagino que ya tiene su porvenir hecho, su economía muy fortalecida –porque su sueldo ya entonces era muy sustancial ¿no?- y, posiblemente, no le importe lo que haya realizado por sus conciudadanos, o cómo quede nuestra región, al margen de opiniones ajenas, pero sepa que queda reflejada cada persona pública destacada en el Libro de la Historia de esta Nación, pero aún es más significativo en el Libro de la Historia personal y humana.

Creo que en la vida, al margen de errores e imperfecciones, existe la dignidad humana, espiritual y personal, que arrastra a los comportamientos externos como internos, y más, cuando se está en un puesto tan relevante social y políticamente como usted ha tenido durante unos cuantos años.

Se enfrenta a nuevas situaciones, las que le marcarán el final de su trayectoria política, y ahí es donde tiene que demostrar, ya que en esta región no lo ha hecho, quién es usted, su categoría humana y política, y que memoria deja a los aragoneses y a los españoles. Nuevo sendero, nueva etapa y nuevo precipicio, donde la caída es un abismo de desprestigio personal, político y humano.

Ahora tendrá que demostrar qué ha sido y quién hay detrás de su máscara política. Hay un refrán que siempre se ha comentado en este país, aunque ahora haya otras corrientes que lo distraigan, siendo ¡qué Dios le bendiga!, porque creo que le va a hacer mucha falta, más bien, si no es creyente, yo empezaría a reflexionar sobre ello.

Los políticos creen estar por encima de moralidades, éticas y del pedestal de la sociedad, librando sus batallas al margen de las necesidades, realidades y potestad de la propia comunidad. Piensan que su poder va más allá del prestigio que puedan representar o, incluso, dignificar. Y no se dan cuenta que siempre está la vara del destino y de la auténtica Verdad Humana, quedando su reputación como la que es, sobre la verdadera Ley Natural de la Vida.


ÁNGEL SANZ GOENA
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com



EL SILENCIO DEL ALMA





Es importante vivir en silencio algunas veces, pero no precisamente la ausencia del ruido exterior, sino la verdadera Voz del Silencio del Alma.

La calma, la templanza, el aislamiento exterior, la serenidad, son instrumentos del alma para cuidar su salud, la que revierte en la limpieza del cuerpo humano.

Las adivinanzas del Universo vienen a través del silencio, de la propia soledad del alma, la soledad de uno mismo. Cuando el ser humano tiene la introspección de su silencio, navega por los mundos de la imaginación, intuición y percepción.

Una inmensa sensibilidad, propia de seres humanos elevados, profundiza en caminos etéreos, muy diferentes a los senderos de la Razón, del raciocinio humano.

El Silencio apoya a la prosperidad del cuerpo humano y revitaliza sus células, que, con la vasta inteligencia de estas últimas, salvaguardan la salud corporal, apoyando, asimismo, a la estabilidad de las entrañas del Hombre.

El Silencio es inmortal, como lo es la senda de las almas. Sin menospreciar las corrientes sociales y humanas, imprescindibles en el camino del Hombre Terrenal, las corrientes Universales, la Luz del Espíritu Superior, garantizan mensajes de clarividencia, amor y esperanza.

El Silencio es conducción de la libertad del hombre. El ser humano tiene los códigos en su memoria e historia ancestral y en sus incursiones al mundo del Silencio, a su mundo más preciado: a su alma.

Almas que vagamos constantemente por este mundo terrenal, aprendiendo permanentemente, necesitamos vivir las experiencias terrenales acompañadas de la esencia Universal: la existencia de los mundos universales y espirituales.

Complementos y disyuntivas son parcelas contrapuestas en el avance del Hombre en la Tierra, como en la evolución del cielo. Mundos contradictorios para la Raza Humana, pero perfectamente definidos por los Códigos Universales y Celestiales.

El que encuentra su silencio, encuentra los mensajes divinos del Cielo y del Universo. Las mejores profecías vienen del Silencio más Profundo del Universo, donde se encuentra el libro Kármico de la Existencia de la Creación, donde está incluida la existencia del ser humano.


AQUEL QUE ENCUENTRA SU SILENCIO, LA SOLEDAD MÁS PROFUNDA DE SÍ MISMO, ENCUENTRA LA MAGIA DE LA CREACIÓN.



ÁNGEL SANZ GOENA
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma




HUMANIDAD



¿Qué es el ser humano? Cuántas veces nos preguntamos qué definición sustrae la palabra “persona” o “ser humano”. Tanto la ciencia como las religiones; filosofías como trascendencias metafísicas, o, incluso, la Tradición de los Tiempos, siempre se han preguntado por el significado real de la Vida y la del Ser Humano.

La Humanidad está compuesta por muchas culturas, razas e idiomas, con una particular interpretación de la vida en cada una de ellas; un distinto color de piel y un lenguaje diferente, con muchas variantes que representan la vida del ser humano en el mundo.

Esa es su autenticidad más accesible y fiable, pero creo que hay algo más profundo que trasciende a su vida cotidiana, sin entrar en sus miserias, ambiciones, penurias, regulaciones diarias, indudables características de vida, propio de las comodidades e incomodidades de su cotidianidad.

Ya de por sí es importante saber qué vida llevamos cada instante, cada día normal de nuestra existencia, porque esa es nuestra realidad; pero considero mucho más interesante investigar qué le produce satisfacción y plenitud al ser humano.

Aunque existan las diferentes razas, culturas y lenguas, porque así se ha desarrollado la humanidad, es preciso clarificar quiénes somos, de dónde venimos y qué hacemos en ésta, nuestra amada Tierra.

Somos seres terrenales, pero conducidos por nuestro Ser Espiritual, el ser que llevamos dentro y que muchas veces no tenemos intención de conocer ni de comunicarnos con él.

Al margen de la realidad que se vive en este planeta, con nuestros argumentos y reglas terrenales, tenemos que comprender que somos seres universales y deberíamos seguir nuestras huellas ancestrales. ¿Qué representatividad tiene el Hombre Universal? ¿Y qué significado contemplan esos Códigos?

Ante la primera pregunta, supondríamos que es “quien se conduce con la Reglas y Códigos Espirituales del Universo”. Y en la segunda, interpretaríamos que “El Código Universal refleja el simbolismo del Amor, de la Justicia y de la Libertad”. Trasladado aquí, a esta Tierra de todos, determina las pautas de la convivencia humana. No se cuestiona las vivencias de cada ser humano, pero sí su propia composición, lo que es.

Los seres humanos estamos creados con la misma esencia, sea cual sea su rincón de nacimiento, por la propia Constitución de la Creación Humana.

Las cualidades son las mismas, así como el origen espiritual y el universalismo que habita en su ser. Entonces, ¿qué diferencia a los seres humanos? ¿Qué supone el color, el lenguaje, la cultura y la raza que le personifica? Mucho y nada. Mucho, por el orgullo de raza, por su linaje; y nada, porque en muchas ocasiones discrimina a personas por su abolengo.

¿Cuál es su valoración más sublime? La valoración del Amor. El Amor es el umbral de lo desconocido a lo conocido. Es la interpretación de nuestra existencia en el simbolismo Celestial. Cada persona lo puede interpretar de forma diferente: afecto, cariño, entrega, disposición generosidad, bondad, respeto, amistad, energía, ….. pero lo importante es abrazar con palabras, mirar con el color del alma, besar con la luz universal. Parecen palabras poéticas y filosóficas, pero si penetramos en ellas participamos de la belleza en los lazos humanos, en su elaboración más hermosa.

LA FÓRMULA DEL AMOR CONTAGIA LOS SENTIDOS HUMANOS

El Amor es, ante todo, comprensión: la estabilidad y confianza en la convivencia entre los seres humanos. Ahí no hay diferencias de razas o colores, sino de entendimiento y sentimiento: todos somos iguales. La cualidad sublime en la disposición a convivir honestamente con los demás.

¿Nos podemos imaginar, sin llegar a utopías ni fantasías espirituales, lo que representaría un talante y un comportamiento sencillo y sincero con el resto de seres humanos? Simplemente escuchar, mirar con cariño, dialogar con respeto, esas pequeñas cosas de la vida que marcan el cauce del entendimiento entre todos.

No es preciso ser religioso o espiritual, lo imprescindible es la actitud benévola en una conducta delicada hacia otras personas. Nuestras aptitudes y talentos los tenemos que desarrollar a favor de la Humanidad, al margen de nuestro propio desarrollo personal y familiar.

Nuestro orden interno nos permite, aún mejor, la conquista del amor hacia la sociedad. En su actitud está el éxito de las personas. Nuestras habilidades deben anteponerse a nuestro egoísmo y crecer con la riqueza de aquellos que evolucionan con sabiduría y con sus niveles intelectuales a favor de la comunidad. Nuestras normas son decretos ya constituidos en nuestra base espiritual, las que debemos descubrir para ser legítimos defensores del Amor.

EL AMOR ES LA SIMIENTE DEL UNIVERSO

Los residentes de este país estamos obligados a abrir los brazos a aquellos que han venido a participar de nuestras vivencias, a compartir nuestra experiencias, a equilibrar su vida familiar y a evolucionar permanentemente con nosotros; mientras vosotros, personas que acudís de tierras lejanas, con necesidades vitales y estímulos de prosperidad, de sueños inalcanzables en vuestra nación, debéis aceptar e integraros en nuestras costumbres, en nuestras tradiciones, porque, en definitiva, es cuestión de respeto y recíproca tolerancia.

¡Qué dimensión abarca la integración personal! ¡Qué relevancia los derechos humanos! ¡Qué prestigio la dignidad humana! No hacen falta educadores, ni intermediarios, sino el mutuo compromiso en una respetuosa convivencia. El ser humano es único y única debe ser su consagración. No hay que estar coaccionados por los fantasmas mentales acaudillados por las diferentes culturas ni por los testamentos ideológicos, religiosos o intelectuales. Lo preciso es la unión de los seres humanos, el enfoque de los verdaderos lazos humanos y espirituales, y tener la mente y el corazón abiertos a considerar a las personas por lo que son y no por lo que representa su diferencia social.

Hay que reconocer y conocer a la persona que tenemos delante, valorarla por lo que es, por su corazón, por su mente, por su conocimiento, por su cultura, por su inteligencia como por su generosidad, bondad, complacencia, delicadeza…….

LAS RAZAS DEBEN SER CULTURA Y NO DISTANCIA CULTURAL HUMANA

La igualdad, palabra tan representativa políticamente, no está legitimada con su valor verdadero. La igualdad no existe, pero sí la comprensión que, junto a la generosidad y bondad humanas, refuerzan la grandeza de los vínculos personales. Así como la sabiduría, el conocimiento y el amor son los baluartes de la Raza Humana en su constante evolución, la lealtad con el amor lidera cualquier posición antagónica.

Aquellas personas de índole cruel o déspota, que, además, no respetan la comunión de razas y culturas, son contrarios a su unión, escrupulosos por sus propias miserias y anteponiéndose exclusivamente por conceptos o prototipos estructurales, hay que ser firme ante ellas, porque, aunque exista el perdón, la educación y el respeto, no se les debe permitir ni insultos verbales ni groseros ademanes de desprecio. Sí, por el contrario, inclinarles a que asimilen lo que representa una ordenada convivencia y a que se instruyan en el comportamiento humano.

Los mismo que los destructores de las interrelaciones humanas o devastadores de las integraciones interculturales no deben jamás interrumpir en nuestros corazones la fe y la esperanza en generar día a día un mundo mejor -sin desatar desazones, iras, ansiedades, angustias o cualquier alteración que altere nuestro desarrollo personal, familiar y social-, así nuestra labor diaria sería enviarles mensajes clarividentes, sin temor ni miedo, sobre su negativa conducta y sobre lo maravilloso que son unas relaciones entrañables y educadas.

El ser humano tiene que ejercer sus derechos a vivir y residir con honestidad en cualquier parte del mundo, siempre y cuando su distinción personal sea consecuente con la sociedad. Ese es el regalo divino de nuestro nacimiento: la libertad.

No hay que tener inseguridad ante estas circunstancias, porque todos, todos los seres humanos somos ignorantes, y siempre hay algún mentor que nos ilustra y cultiva en las relaciones humanas.

AQUEL QUE NO AMA ES EXCLAVO DE SÍ MISMO

Por las leyes naturales humanas, bien jurídicas como políticas, existen argumentos que se ajustan a conceptos en los seres humanos, pero están muy lejos de las verdaderas claves de la Ley Natural de la Vida, la Ley que nos enseña que todos somos iguales, así como cada uno con su inteligencia, cultura y educación está implicado en desarrollarlo en la sociedad que viva.

Nunca se sabe dónde hay un oído que escucha; unos ojos que miran; una mente que reflexiona; un corazón que siente y una conciencia que investiga.

Y siempre hay quien necesita escuchar, ver, sentir, conocer y valorar planteamientos de la vida.


Ángel Sanz Goena
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com

HOMENAJE A UN GRAN HOMBRE

Publicado por Angel Sanz Goena en 8:52 0 Comments



HOMENAJE A UN GRAN HOMBRE



En el tiempo, cuando el rocío ya se funde con la hierba tras la salida del sol; cuando un alma ya recorre la estela de las estrellas; y cuando las vibraciones terrenales retornan a su lugar, quiero dedicar unas palabras, acompañadas de un gran sentimiento, a un hombre que vivió, amó y trasladó su amor, conocimiento y sabiduría a nuestra sociedad.

Fue una persona entrañable, sensible, amiga de sus amigos, silenciosa, y que nunca dejó a nadie en el camino. Siguió sus principios y colaboró con exquisitez con quienes necesitaron su ayuda.

Humanista, filántropo, sabio y gran trasmisor de la comunicación escrita, Alfonso Zapater fue, ante todo, ser humano, persona y un prodigioso comunicador.

Siempre se procura hablar bien de las personas cuando nos han dejado, pero yo no quiero caer en ese tópico, exclusivamente manifestar públicamente el amor y agradecimiento a su persona por haber confiado en mí. No quiero invadir esta última apreciación sino permitir a mi alma expresar mi admiración y mis sentimientos más profundos.

Desde que le conocí, sentí un profundo cariño, porque era un ser especial. Su mirada fiel, leal y entrañable se fundió implacable en mi alma. Las sensaciones que siempre recibía cuando compartíamos actos públicos o encuentros personales eran tan intensas, que reflejaba su carisma y la grandeza y riqueza de su ser.

Su huella ha quedado en muchos corazones que siguen compartiendo la esencia que nos dejó, el legado más preciado: su amor.

Zaragoza ha perdido un gran escritor y un gran periodista, pero lo que verdaderamente ha perdido es a un Gran Hombre.

Con mi amor y el de mi familia a Alfonso Zapater Gil


Extraído del libro “HUELLAS” escrito por Ángel Sanz


ÁNGEL SANZ GOENA
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com





COMUNICACIÓN


Este comunicador, sin la relevancia de escritor, cuyo interés es llenar de amor los corazones humanos, intenta trasladar a la sociedad la importancia de vivir y, sobre todo, de saber vivir.

Es maravilloso comprobar como algunas personas contestan a los estímulos de mi mente y de mi corazón, por haberles llegado ese flujo de entusiasmo por la vida, por tener la referencia que venir a este mundo es muy importante.

Es imprescindible para el ser humano que su ego trabaje en su nivel, ni más abajo ni más arriba. El Ego tiene su desarrollo, siendo el motor de cada ser humano. El carácter personal de cada uno es el propulsor para toda su existencia. La persona intentará controlar, amortiguar, pero nunca modificar quién es, lo que es su propio carácter.

Esta persona que les escribe, ante tantas experiencias vividas, ha llegado a trascender en el significado de la vida, siempre con su criterio personal, que ni mucho menos se plantea estar en la verdad, pero sí que es la referencia de la suya.

El ego bien conducido es la tragicomedia del ser humano. Es su estandarte, su bandera terrenal. Nunca se puede menospreciar lo que es, sino creer y crecer con él, comprenderlo y proporcionarle el interés en la supervivencia del hombre.

En las introspecciones de este comunicador, ha llegado a sentir sus extremos del alma, cuáles son los motivos de sus experiencias y el destino que le acompaña, y siempre bajo la apreciación personal e inequívoca de sus intuiciones y percepciones.

Los errores son permanentes, como las propias miserias, palabras ya muy utilizadas en diversos escritos realizados. Pero es parte del proceso evolutivo personal, espiritual y colectivo de esta Raza Humana.

Muchas veces se ha planteado si es procedente ser protagonista de temas, si es consecuente estar presente en muchos lugares, y este ser humano ha llegado a la conclusión de que aquello que se lleva con dignidad, integridad, honor y con una sabia conducta hacia los demás, siempre es válido, resta de ego excesivo y protagonismos infundados.

Otro tema es la capacidad, los límites, el lugar de expresión y el contenido de las propias manifestaciones. Ahí es donde está, precisamente, la habilidad mental, el sentimiento de corazón y la conciencia, para distinguir lo que le corresponde. Cuando compartes opiniones con personas inteligentes, es preciso escuchar, estar muy atento e intentar acceder a la sabiduría de su contenido. Y cuando tus palabras prolongan el conocimiento de tu mente a personas de un nivel inferior es cuando tu ego está cualificado para expresarlas: ahí está su equilibrio.

La falsa modestia no es conveniente, ni una altivez extrema o una arrogancia excesiva, sí transmitir tu apreciación personal. La valoración del conocimiento aportado corresponde a quienes han compartido el mensaje.

Esta persona, que se encuentra complacido con la vida, sigue aportando sus vivencias a la sociedad. Su batalla principal, el egoísmo, le distancia de unos de los valores más imprescindibles del ser humano para su propia evolución: la generosidad. Aun así, está feliz, sonríe a la vida, conoce sus grandes defectos, pero continúa con el proyecto de trasladar sus opiniones sinceras y honestas a la humanidad.

Las debilidades humanas no le impiden seguir avanzando, seguir creyendo en el empuje del ser humano, en su valor, en el riesgo de su propia evolución y en la voluntad permanente de ir aprendiendo diariamente.

La valentía es precisa, con un grado consecuente de sensatez, conociendo los límites, ya que la propia ignorancia humana nos aleja en determinadas ocasiones de la medida apropiada, pero son pruebas necesarias y obligatorias del sentido de la realidad y del alcance territorial.

La importancia de la esperanza, de la fe en uno mismo y en la vida, como la plena confianza en el ser interno y en la propia personalidad terrenal, concede el privilegio de progresar con ese aplomo, ese ánimo y esa credulidad en el conjunto hormonal y celular, tanto espiritual como terrenal, que traes como bagaje a esta Tierra.


¡QUÉ BELLO ES VIVIR!


El desarrollo personal y la relevancia en buscar la máxima eficacia, ofrece vivir intensamente las emociones, crecer espiritualmente, valorar la capacidad de raciocinio y ser muy consecuente con el Método de la Vida. Cada paso son lecciones en el aprendizaje humano.

Posiblemente, a muchas personas les extrañará este escrito, pero lo verdaderamente raro y despreciable es la conducta de la sociedad. Actualmente lo natural es antinatural y viceversa. Siempre se escucha lo mismo, siempre son los mismos personajes, está todo estructurado, no hay frescura ni en conductas ni en comportamientos, y cuando eres natural, espontáneo y sincero con tus creencias, estás fuera del sistema.


¡MERECE LA PENA VIVIR ASÍ LA VIDA!


Por este motivo, aun con las diversas interpretaciones que haya sobre este escrito, este ser humano cree que debe escribirlo Es maravilloso escribir, relatar, transmitir, informar, difundir, cualquier tema con libertad y, aun siendo consciente de las posibles reacciones de expresión, merece la pena hacerlo.

Porque, ante todo, va con honestidad, con las sensaciones cálidas de un corazón vivo, reluciente, que se va iluminando día tras día, y quiere trasladar esa pequeña llama a quienes crean en su beneficio y en su ingenua versión.

Cuando se sabe, aunque parezca presunción, atrevimiento y superioridad, en qué situación estás; para qué sirves; cuáles son tus lejanías como cercanías de inteligencia y cultura; tus convicciones, idealismos y sueños; cómo puedes llegar a la sociedad; dónde llega tu ignorancia –palabra que debe ser estudiada constantemente por cada mente humana-; de dónde procede tu conocimiento; y cuáles son tus habilidades –muchas veces supliendo a la intelectualidad-, es cuando el atrevimiento se hace compromiso; la perspicacia, implicación; la aventura, atracción; la osadía, prudencia; la audacia, voluntad; y el riesgo, valentía.

Muchas personas entorpecen constantemente el camino de muchos seres humanos elegidos para transmitir secuencias elevadas a la sociedad, por envidias o ignorancia, pero ahí está la voluntad, sacrificio y amor propio en seguir adelante con empuje y seguridad las secuencias programadas por el destino. Si no fuera así, la humanidad estaría controlada permanentemente por necios, ambiciosos e ignorantes.


¡QUÉ GRANDEZA SER UNO MISMO!


La persona debe ser valiente y esforzarse en suprimir sus miedos e inseguridades, y avanzar constantemente en su senda, siendo consciente de que personas advenedizas van a estar vigilándole y traicionándole, para que su camino se acorte, incluso, intentar desviarle de él.

Hay que tener fuerza, coraje y firmeza para seguir en el camino trazado de cada uno; saber emplear su ego hasta el límite; no tener vergüenza en demostrar quién es; manifestar lo que sabe; escuchar al sabio; alejarse del estúpido; y comprender, amar y respetar a quienes lo necesitan.

El Ego tiene una función y hay que emplearla. No hay que tenerle miedo, porque es tu conocimiento, tu realidad, tu camino, en definitiva, eres tú; y cuanto más lo conozcas, más te estás conociendo a ti mismo. Si así se funciona, así se crece. Y siempre guardián y observador de su conducta, es decir, de tu propia conducta.

En definitiva, eres el observador y el observado; el comunicador y el comunicado; el que atisba y el atisbado: eres tú.

Animo y estimulo con ilusión a que las personas que tengan algo que transmitir a la sociedad, lo hagan. Ya las hay que sin conocimiento, ni palabras adecuadas, ni elocuencia, más bien, con una perpetua ignorancia lo hacen. Bien está que todo el mundo tiene derecho a una opinión, a comunicar lo que siente, pero esas personas que por inseguridad, pudor, miedo o prudencia no lo hacen, deben permitírselo y explorar su derecho a la comunicación libre.


Nunca se sabe dónde hay un oído que escucha; unos ojos que miran; una mente que reflexiona; un corazón que siente y una conciencia que investiga.

Y siempre hay quien necesita escuchar, ver, sentir, conocer y valorar planteamientos de la vida.


¡QUÉ RIQUEZA TIENE LA PALABRA!

El ego tiene una misión: ser.


Ángel Sanz Goena
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com

VIDA

Publicado por Angel Sanz Goena viernes, 8 de octubre de 2010 en 2:31 2 Comments






VIDA



Sin entrar en tendencias religiosas, dogmáticas o, incluso, en filosofías racionalistas o trascendentales, me gustaría compartir con la sociedad mis inquietudes sobre el valor de la Vida, el sentimiento de vivir.

Como simple mortal que camina por esta Tierra, gracias, por supuesto, a que mi madre me engendró y mi padre compartió su amor con ella, me hago muchas veces la pregunta sobre la vida, sobre la distinción del por qué vivimos.

La lógica humana trasladada al sentido común; la propia Ley Natural de la Vida derivada a la lógica Humana; y la Lógica Universal desarrollada en las planicies de la Razón e Intuición humanas nos inclina a pensar que la evolución del ser humano viene a través de los constantes nacimientos, de los nuevos seres que vienen a vivir y explorar este mundo terrenal.

Si así es, que parece ser la Ley de la Vida, ¿qué supone aplicar una conciencia lejana a esos derechos de vivir? Si la Creación planifica unos Universos y éstos simbolizan la representatividad de la Vida ¿quiénes somos los seres humanos para contradecirla y ocupar bajo una supuesta posición de legítimos dioses la abolición de la propia Ley Natural de la Creación?

La lógica, la razón y el sentido común, bases de la Inteligencia Humana nos acercan más a la vida que al escalofriante poder de su aniquilación. Cuando hay guerras, asesinatos, homicidios, suicidios, nos llama excesivamente la atención el horror que supone para la Raza Humana, nos da escalofríos pensar que pudiéramos ser nosotros o nuestros familiares quienes sucumben ante esa desgracia. Entonces, ¿qué ocurre cuando excluimos seres humanos ya preparados y destinados a vivir?

Cuando se hacen leyes políticas, enmascaradas personas tras ellas, porque los políticos no dejan de ser hombres o mujeres, no contemplan en absoluto qué supone la destrucción de seres humanos que vienen a vivir a esta Tierra. A esta persona que transcribe este escrito le gustaría saber qué pensarían si sus madres hubieran abortado y ellos en estos momentos estuvieran en el Limbo, si vale esa expresión, o sin pertenecer a esta Raza Humana, es decir, sin existencia alguna.

Claro está que si así hubiera ocurrido, no estarían ahora desarrollando esas leyes anticonstitucionales según los Códigos de la Ley Universal. Bajo los criterios de razas, filosofías, creencias, vestigios ancestrales de culturas, siempre se ha desarrollado el clamor a los dioses, a un Dios o a la Vida simbolizada en los astros, pero en una manifiesta defensa de la Vida.

Cuando se observa la vida de los animales, por la propia ley natural de supervivencia, se comprueba como algunas especies necesitan matar a otros para sobrevivir; y cuando se ven reportajes sobre sus ataques, en muchas ocasiones se siente pena o tristeza por la muerte de un indefenso animal, pero esas dramáticas escenas están regidas por la Ley Natural de la Vida.

Entonces, si ante esa situación el ser humano siente que sea una tragedia, como en cualquier otra dramática circunstancia bélica, ¿cómo es posible que se tenga una indiferencia ante el planteamiento de matar a un ser vivo, a un futuro ser humano que está engendrado en el cuerpo de una mujer, de una madre ya en potencia? ¿Es posible que haya tanta hipocresía? ¿Cómo se puede defender un asesinato tan vil cuando se obstruye el permiso a la Vida, sin que se les haya preguntado, ni ellos hayan solicitado venir a este mundo?

¡CUÁNTA MENTIRA HAY EN EL MUNDO!


Hay seres humanos que defienden a los animales, que luchan estratégicamente en la sociedad a su favor, que se incorporan a asociaciones para ser sus fieles defensores, y, en cambio, hay quienes están a favor de la muerte de seres inocentes que no han llegado a conocer la vida, a conocer y sentir lo maravilloso que es vivir, originando su destrucción una vez ya concebidos.

¡QUE HIPOCRESÍA!

Porque aquí, en esta palabra, “concepción” parece ser que no se ponen de acuerdo, incluso los científicos, pero lo que a este hombre que les escribe y que es un defensor de los derechos humanos, de la Vida y del respeto y comprensión hacia el resto de la Humanidad, considera que desde su concepción, sea lo que sea, ya hay vida, aunque no tenga conciencia de su realidad.

Precisamente aquel que ejerce de justiciero, fundamentándose en leyes jurídicas y políticas, para destruir a seres humanos, será sentenciado bajo la Justicia Universal. Aquí puede ser poderoso, pero cuando llegue al Juicio Universal -al margen de la visión religiosa sobre el Juicio Final- comprenderá qué ha ejecutado, cuál ha sido su arrogancia de poder, la indiferencia hacia la Raza Humana en que cada ser que viene a este planeta es una nueva Llama de Luz para su propia evolución.

Matar es matar, se justifique con leyes políticas o no. Cuando se retira la posibilidad de vivir a un ser humano, pone en evidencia su falta de amor, un egoísmo profundo, su escasa formación personal y espiritual, sus bajos instintos, su ego mal interpretado y su arrogancia de poder.

Mientras las sociedades del mundo vayan consintiendo desacatos tan estridentes, supremacías de un poder terrenal perverso, hipocresías, cobardías y traiciones en contra de la Voluntad del Amor Universal, este planeta seguirá derivando a la oscuridad, a las Ambiciones Poderosas, con el pleno consentimiento del mal por el bien.

Hay situaciones límite en que hay que tomar decisiones sobre la vida y la muerte, y la ciencia tiene la potestad y designa con ecuanimidad, equilibrio y responsabilidad en qué momento puede haber una posición contraria a la vida, pero debe ser en circunstancias muy especiales y con una clarividente realidad resolutiva.

Y mientras las voluntades humanistas, los valores por la vida, la conducta de los derechos universales, no eliminen jurídica y políticamente a quienes creen tener el poder en sí mismos, la Humanidad no será consecuente con la categoría de su estandarte en la Creación, en el lugar elegido para su propia Evolución.

Vivir es maravilloso. Todos lo que tengan oportunidad de leer este escrito habrán pasado por momentos cruciales en su existencia, pero habrán tenido muchos momentos para disfrutar por haber nacido. Otro planteamiento es que pudiendo vivir mejor no lo hagan, bien por su propia conducta, bien por situaciones adversas ajenas a su voluntad; pero siempre hay posibilidad de elegir, al menos, poder estar bien consigo mismo, eso es algo que nadie nos lo puede excluir.

La mayoría de personas sabe lo que personifica elegir nuestro sendero, nuestra forma de vivir, buscar nuestra armonía y equilibrio personal. ¿Y cuál es el motivo? Sencillamente porque vivimos, porque estamos vivos. Si nos hubieran excluido antes de nacer, nunca se habría provocado vivir tales experiencias.

Creo que hay que reflexionar mucho sobre este tema y estudiarlo con la profundidad que le corresponde; y no con las secuencias de un protagonismo en exceso, derivándose a planteamientos económicos. ¡Qué triste! La búsqueda de dinero a través de la muerte de seres inocentes. Ni los animales más salvajes lo harían, porque simplemente cumplen con su instinto de supervivencia; en cambio, seres humanos civilizados, en la teoría no en la práctica, emplean métodos de muerte para ganar dinero.

¡Qué barbaridad! ¡Qué crueldad! ¡Qué despotismo!

Si estas personas que se alimentan de las controvertidas situaciones de mujeres y en algunas ocasiones de niñas, aún no mujeres, que se ven en una encrucijada tan vital, lo tuvieran que sufrir en sus propias carnes, no sé si seguirían ahí. Las miserias humanas son amplias y elevadas, y hasta que alguien no sufre incesantemente, se resquebraja su vida o se ve en su precipicio de precariedad humana, no comprende lo que significa

la Comprensión, la Libertad y el Amor.

A todos nos llega el momento de la muerte o del sufrimiento, o ambas cosas, pero vivir esa experiencia debe ser molesto y trágico, y con un sufrimiento atroz: es la Ley Natural de la Vida.

Secuencias llevan a consecuencias, y pobre de aquel que es déspota o cruel, porque siempre está su San Martín esperándole.

Ángel Sanz Goena
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com

AMISTAD

Publicado por Angel Sanz Goena miércoles, 6 de octubre de 2010 en 10:39 1 Comment











AMISTAD


¡Qué inmensa es la amistad!


El arte de la vida está en amar, ser delicado y exquisito, honesto y honrado, aceptar la realidad, encontrar la dignidad e integridad, y crecer consigo mismo a través de la inteligencia y del sentimiento, siendo eficaz en la trayectoria de la vida, sin despreciar ni ignorar las miserias y carencias propias de la existencia del ser humano

Si eres un simple espectador en el mundo, siguiendo dogmas y propósitos de la sociedad, nunca llegarás a penetrar en el Mundo de tu Silencio. En cambio, si profundizas en él y llegas a conocerlo, comprenderlo y sentirlo, la música de los tiempos te mostrará la partitura de la Creación.

Todo esto nos lleva a valorar, verdadera y desinteresadamente, la existencia del ser humano. ¿Dónde entra aquí la amistad? La amistad es el amor, la generosidad, aceptar y comprender a la persona que valoras es tu amigo.

Puede haber relaciones entrañables, relaciones exquisitas, relaciones íntimas, pero nunca llega a la interpretación de la amistad. Así como la mentira acecha a la verdad, pero queda postergada en el camino del tiempo, asimismo las relaciones preciosas nunca se aposentan en una amistad.


La amistad es confianza


Amistades no hay buenas ni malas, existe la amistad, sin más. O la hay o no la hay. Cuando se expresa que es buen amigo o medio amigo, es una confusión sobre lo que simboliza y representa la palabra amistad. Amistad es palabra sublime, elevada, única. La amistad es el reconocimiento a la confianza en esa persona, al desprendimiento de su alma a la tuya.

Cuando hay entendimiento entre personas en la sociedad, puede haber relaciones cómodas; relaciones para momentos de ocio; relaciones de salidas nocturnas o cenas amistosas; relaciones, incluso, para viajes; pero cuando hay unos lazos internos de alma a alma, de comprensión a unificación, de miradas profundas y desdeñadas de cualquier miseria humana, aun con los errores propios humanos, entonces es cuando existe ese acercamiento tan trascendental, es cuando hay amistad.

¡Qué bella palabra! ¡Cuánta riqueza lleva su contenido! Y cuán disminuida queda en muchas ocasiones al pronunciase tan frívola y superficialmente. Quizás aplique excesivo purismo en la expresión, pero cuando reflexiono sobre el Amor de la Creación y lo que representa en nuestra vida terrenal, lo traslado al circuito de la Amistad.

La amistad es honor


Aquellas personas que hemos vivido traiciones, decepciones, ofensas, juicios de valor, críticas y duros enjuiciamientos, habiendo renacido con fuerza y vigor de nuestras cenizas, de nuestros abismos oscuros, de nuestros propios enfrentamientos, de nuestras complejidades y conflictos, aun reconociendo constantemente las miserias que viven en los seres humanos, hemos llegado a una Comprensión Elevada del significado del Amor en la Amistad.

Los errores son perennes en el ser humano, y posiblemente, en la mayoría de los casos lecciones de aprendizaje, pruebas de la vida para ser más conscientes de la realidad humana y poder llegar, en definitiva, a una comprensión superior de la capacidad y límites humanos.

La amistad es lealtad.


Cuando se es capaz de aceptar los errores, valorarse adecuadamente, reconocer las miserias, sin estrategias, ni defensas mentales, ni justificar los actos, entonces, sólo entonces, es cuando el ser humano comienza a despertar del significado de la Creación. Y es ahí, curiosamente, cuando encuentra el camino sabio de la Amistad.

Difícil, pero no imposible. Aun así, complicado de llevar a la práctica y menos en la sociedad que vivimos actualmente, donde la hipocresía, las traiciones y la mentira se han adueñado de los códigos elementales y espirituales de la Educación Universal, de las reglas impuestas en el Libro de la Vida para el ser humano.

Además, la amistad se sabe donde está. Y aquel que la ejerce es digno de llamarse “AMIGO”



Ángel Sanz Goena
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com





ENCUENTRO CONSIGO MISMO




Una vez me dijiste que te comentara qué había percibido de ti ¿recuerdas? Bueno, como persona eres excepcional y como ser espiritual estás preparándote a conocer nuevos circuitos de la vida trascendental, en compañía de la vida terrenal.

Nacer donde has nacido; vivir lo que has vivido; y estar donde actualmente estás, es parte de tu proceso, pero tu camino es mucho más amplio del que tienes ahora. Tendrás pruebas y pruebas hasta que, por fin, elimines mucha contaminación interior y seas libre: la libertad hecha amor, que contagia al deseo de renacer constantemente.

Cuando se habla de libertad, verdaderamente no se conoce hasta que la vives. Se cree que nadie es libre, que hay impedimentos para que tengas tu verdadera libertad. No es así, eres libre con la aceptación de tu destino. El inconveniente es estar en contra de él y no amarlo, sentirlo y vivificarlo. El ser humano está enfermo de alma, por la carencia de sabiduría, conocimiento, amor y percepción de su auténtico mundo, del lugar de procedencia y de su estatus de nacimiento.

Tú eres un ser humano garante de tu propia libertad. Ya llegarán momentos mejores que podrás demostrarte a ti mismo qué es y de dónde procede. De momento, tienes una tarea contigo mismo que debes solucionar, liberarte de ella. Son cargas afectivas que vamos manteniendo y que en su momento nos damos cuenta que no merecen la pena tenerlas; bien, porque hay que romper con ellas; o bien porque son fantasmas de nuestro constante devenir por esta tierra.

Ámate, porque tu corazón es exquisito. Contémplate, porque tus ojos son la esperanza de tu vida; regocíjate, porque tu sendero será triunfante.

El triunfo de la persona está en su actitud; el éxito en su perseverancia; y la plenitud en haber sido capaz de asumir el riesgo, enfrentándose con valor a sus fantasmas.

Eres amor, no porque todos los seres humanos lo seamos, sino porque tú sí que lo eres, y debes avanzar con esa frecuencia. A veces tu ánimo se debilita, porque ves que estás en una jaula encerrada, pero es preciso saber vivir en ella cuando ya estás poniendo medidas para salir de ella. No es cuestión de quejarse, sino de trabajar, de ir hacia adelante, rompiendo con los miedos y las inseguridades, aunque el ser humano, de por sí, es inseguro y temeroso, pero hay que enfrentarse, precisamente, al miedo que nos impide mejorar permanentemente, superarnos minuto a minuto.

Eres hermoso por dentro y por fuera, y jamás tengas complejos de nada, porque tu hermosura irradia amor, cariño y un flujo de amistad a aquellos que te perciben, que conocen tu esencia vital, que confían en ti, que te aceptan y que te quieren.

Eres muy especial, sigue así. Prosigue por ese camino ya trazado para ti desde hace muchos siglos, desde que tomaste la iniciativa de querer ser Dios. Ese es el sendero auténtico de nuestra realeza: la Grandeza de ser humanos con nuestras imperfecciones, y seres espirituales con la fortaleza de ser dioses.

En la mirada está tu realidad. Obsérvala continuamente. No es cuestión de vanidad ni debilidad humana: es, precisamente, encontrarte a través de tus ojos. Mostrarte el libro de tu vida, por donde hallarás en sentido real de la Creación en ti.

Tienes mucho que aprender, pero vas a conquistar lo que ahora crees inconquistable: es cuestión de tiempo, amor, observación y de voluntad.



ÁNGEL SANZ GOENA
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com





DESPRECIOS A LA SOCIEDAD

¿Es tan fácil ser político? Porque para no saber hacer nada o hacerlo mal, hay muchas personas capaces de ello. Pero si profundizamos en lo que representa hacer algo eficaz o eficiente, ya no es tan fácil. Entonces, ¿qué políticos tenemos gobernando?

Por su ineficaz gestión política económica, nos vemos ahora con unas infraestructuras inacabadas, con peligros permanentes por su precario estado. Además, ¿por qué unas regiones están más castigadas que otras. ¿Es que Aragón es diferente a otras autonomías? ¿Somos inferiores? ¿No nos merecemos lo mismo que los demás?

Es inaudito que por culpa de una descuidada, anómala y deficiente gestión económica de un gobierno, veamos muchas carreteras con su infraestructura incompleta. Ya de por sí no es exclusivamente ese caos, esa condición tan desastrosa, sino el riesgo que conlleva pasar por esos emplazamientos.

¿Por qué siempre tenemos que estar dependiendo de políticos nefastos? ¿Cuál es el motivo que tengamos esta inculta y desastrosa casta política? ¿Somos los españoles así? Si es así la cultura de este país, ya puede progresar, porque, si no, seremos una nación de tercera en vez de primera, cuando considero que tiene indicios y condiciones para estar entre las primeras naciones del mundo.

Se preocupan de la excesiva velocidad, de la tasa de alcoholismo, de descuidos al volante, de irregularidades, …….¿Por qué no se preocupan actualmente del compromiso de la ejecución de las obras en las carreteras? En estos momentos es un auténtico desafío pasar por según que tramos de ellas. Y si hay algún accidente grave, incluso mortal, ¿quién es el culpable de la lamentable coyuntura?

Hay dinero para muchos otros temas, dentro de la precariedad que actualmente tiene las arcas del Estado; en cambio, no lo hay para éstos tan importantes e imprescindibles en el sistema de la seguridad vial. ¿Qué pasa en esta España?

Hay economía para muchas asociaciones afines al gobierno; para algunos proyectos, muchas veces inútiles, que les interesa en demasía, estratégicos para su propia proyección hacia la sociedad; para promocionar programas sin importancia ni relevancia, cuyos contenidos promocionan su ideología; pero para un asunto tan crucial como es la necesidad vital de evitar riesgos inútiles, en absoluto

Creo que es un error la determinación política del Ministerio de Fomento, ya que perjudica una viabilidad segura y estable en este país; y, por supuesto, lo agrava permitiendo la continuidad en otras autonomías y no en aquellas que quizás no le sean tan necesarias para los votos. O quizás sea, asimismo, porque el presidente de esta Comunidad Aragonesa no “PINTA NADA” en este país. Nuestra representación en esta nación sea totalmente “NULA”.

Y esta región que no despunta en este país, ¿nos lo merecemos verdaderamente? Esa es otra pregunta que nos tendríamos que hacer los que vivimos o somos de aquí. Creo que hay que reflexionar sobre nuestra relevancia, más bien, sobre nuestra carencia de ella. No cuentan con nosotros para nada. Y tendríamos que trasladar esta reflexión al que verdaderamente le corresponde: al Presidente de esta Comunidad. Que nos explique qué representa él en esta nación, y en qué situación está la Comunidad, por su representatividad política, cuando nos olvidan constantemente.


ÁNGEL SANZ GOENA
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com



MISIVA DE UN PADRE A SU HIJO



Buenos días, hijo mío. Deseo transmitirte en el amanecer de este hermoso día otoñal, lo que representa el amor de una madre a un hijo.

¿Sabes que cuando una madre no accede a la iniciativa de un hijo en su necesidad de independencia, en momentos lúdicos con horas intempestivas, o por algún otro motivo con cierto riesgo, es por prudencia y miedo a que se tenga algún percance?

¿Sabes, en realidad, hijo mío, lo que representa el amor de una madre hacia su hijo? No. No lo sabes, ni tampoco sería normal que así fuera a tus 16 años de edad. Pero sepas, al menos, lo que un padre precisa esclarecerte, para que intentes comprender qué es una madre.

¿Sabes quién soporta tus chantajes para conseguir alguna ventaja; quién tolera la esclavitud de tus deseos: quién cede ante tus presiones y egoísmos; quién aplaude cualquier triunfo mínimo que obtengas: quién te anima a ser un ser humano competente y digno en la vida; quién se esfuerza en que tu ropa esté ordenada mientras tú la desordenas? TU MADRE

No le hagas sufrir, hijo mío, ni la menosprecies, porque no se merece esa conducta. No le evites nunca, porque ella siempre está dispuesta a ti. No denotes indiferencia, porque lastimas su alma. No hagas que sus lágrimas sean constantes cascadas sobre sus mejillas, porque capte lejanía en su amado hijo.

¿Sabes, hijo mío, quién te alimentó en su cuerpo para que ahora vivas en este mundo? TU MADRE ¿Sabes que su sangre invadió tu cuerpo para que una célula se convirtiera en un ser humano? ¿Sabes lo que lloró de emoción cuando te sentía dentro de sí misma? ¿Sabes, hijo mío, que su espíritu protegió el tuyo con amor, desinterés, aun con las propias perturbaciones de tu constante metamorfosis? ¿Y te imaginas la expresión de su cara, cuando tras un sufrimiento físico por tu nacimiento, te vio tras nueve meses de percibirte y sentirte ya como hijo?

Nunca podrás imaginarlo, porque hay que vivirlo y sentirlo, y los hombres nunca llegaremos a contemplar el nacimiento de un ser desde nuestro cuerpo. Es la Ley Natural de la Vida. Por ello, aunque no lo sientas, intenta acercarte a qué sensación pudo tener tu madre al verte, qué pasó por su corazón y qué sintió su alma

No sentencies el amor de una madre. Ten en cuenta que te lo dice un padre que también ha sido hijo y muchas veces se equivocó con la suya. Ahora le entristece saber y sentir, con la fuerza de un espíritu libre, lo que representa una madre para una familia. Pero es importante que sepas ya, que tu ser libre se regocijará más con el amor que explayes a tu madre.

Sé que por tu edad es muy difícil que sientas la valoración del sentimiento de tu padre, pero, por favor, intenta extraer de esta confesión una mínima comprensión de lo que es “TU MADRE”, lo que “ELLA REPRESENTA” en tu vida.

Ámala, apórtale el cariño que se merece. Discute con ella, pero nunca perdiendo el respeto a quien te dio lo que eres: una célula universal convertida en persona. Admírala, como mujer y como madre, y agasájala porque así valorarás aún más el valor de la madre en tu esposa.

Reflexiona sobre el mérito de una madre en apostar siempre por su hijo, en este caso por ti, por tu permanente evolución personal y por tu desarrollo en las buenas costumbres. Hijo mío, una madre es la exigencia hecha amor; es la madurez convertida en tu pesadilla; son los miedos trasladados a tu bienestar y seguridad.

Ella eres tú, porque daría su vida por ti. Más vale que tropieces muchas veces, que aprendas lo que es la vida, que vivas experiencias inalcanzables para que madure tu pensamiento, incluso que abandones tu hogar a edad temprana; pero nunca provoques enfrentamientos, incertidumbres y malestares a tu madre. Ella es tu guía, tu luz y tu sendero.

Aunque sea un comentario inoportuno, en éste, tu bello despertar, es el llanto del corazón de tu padre hacia el amor de tu madre. Que la tristeza que vive mi corazón en este momento sea una constante alegría en tu convivencia con ella. Ámala, hijo mío, por favor. Siente la grandeza de su amor y no tengas nunca que arrepentirte de algo que no hiciste hacia el ser más iluminado de esta Tierra.

Que mis lágrimas sean el emisario sabio de las reglas de amor hacia una madre. Mi corazón desprende culpa, alegría, agradecimiento, serenidad y mucho amor a quien le dio la vida a tu padre, a tu yaya que no llegaste a conocer, pero que es ese gran ser que te protege ahora desde el cielo, así como la madre de tu madre.

Sé que es muy difícil para ti llegar a comprender lo que te comento, pero provoca en un pequeño rincón de tu corazón una actitud de amar a tu madre con todas tus fuerzas, como tú sepas, sin agobios ni esfuerzos relevantes, simplemente razonando sus comentarios, sintiendo sus emociones y valorando su nivel de conciencia y de espiritualidad.

Abrázame, hijo mío, y siente lo que te he manifestado. Prefiero que te enfrentes a mí siempre, que interrumpas mis criterios, que no valores la disciplina y orden que te enseño para tu futuro, que reniegues de mí por mi mal carácter a veces, que rechaces mi sistema de educación, pero nunca dejes de amar y respetar a tu madre.

Abrázame, hijo mío, y llora también conmigo, porque son llantos de amor que emanan desde el puro manantial del alma. Sé lo mejor en la vida; camina por donde comprendas es tu sendero; sigue los pasos en la senda trazada por tu corazón, mente y conciencia; sé libre para poder evidenciar la ignorancia al discernimiento; y sé honesto y digno contigo mismo y con los demás, porque, al margen de lo que tú eres, hay un mundo inhóspito terrenal al que tú perteneces, y donde debes evolucionar con él.

Piensa siempre que, por mucho que creas y sientas que has amado y protegido a tu madre, nunca, nunca habrás llegado ni a los más remotos destellos de amor de los que ella ha desprendido de su corazón al tuyo.

Y por último, piensa, también, que tu padre, en un nivel de amor diferente a tu madre, siempre será la referencia de tus raíces, de tus vestigios ancestrales, tanto universales como humanos, y compartirá, asimismo, todas las vicisitudes de tu vida.

Ambos son la referencia de tu destino. Confía en ellos, porque por lo único que luchan es por tu incesante evolución cultural, intelectual, espiritual y humana.




ÁNGEL SANZ GOENA
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com




ARTE Y CREATIVIDAD



El arte es creatividad, pero no toda creatividad lleva arte. Me gustaría saber la opinión de los verdaderos creadores y críticos del arte de la pintura en la actualidad. Habrá mejores o peores pintores, pero entiendo que todos los que pinten no serán artistas, dentro de la denominación “Arte”.

Es tan elevada esa palabra, tan sublime, y lleva tanta creatividad, sensibilidad y formación artística, que no es lógico que se emplee en cualquier expresión pictórica, ya que menosprecia e insulta tal expresión.

“Arte” es el simbolismo de la Creación Universal en su grado más terrenal. Lleva sensibilidad, creatividad, amor, profesionalidad, preparación, ilustración, toda una representación de la expresividad más elevada del ser humano.

Por ello, pintar cualquier exteriorización sobre un lienzo no es arte, será una forma de testimonio personal sobre una sensación o sentimiento que quiera trasladar externamente. Pero para que sea arte debe llevarlo.

Esta persona que transcribe este escrito no es una persona cualificada en el arte, pero sí profundamente introducida en el desarrollo tanto humano como trascendental. Por ello, quizás sea un atrevimiento hablar de arte, pero es indudable que mi preparación artística, torpe, normal o adecuada, me permite, al menos, opinar sobre él.

Hasta personas, aun muy introducidas en el mundo artístico, tienen sus diferencias sobre el “Arte”. Es indudable que mi persona tenga menos relevancia en la opinión sobre él, pero es una inquietud latente que ha tenido siempre, que le ha impresionado tanto, que su existencialismo le ha generado y le genera una gran incertidumbre o, más bien, una gran inquietud.

Para algunas personas este pequeño relato puede ser ignorante, como para otros puede llegar a ser interesante, pero ¿está bien escrito? La manifestación se puede entender, pero, ¿están bien escritas las oraciones? ¿Lleva el tratamiento gramatical adecuado?

Por ello, dejo la interrogación sobre el arte. Lo importante es la creatividad, la sensibilidad, y ya es de aplaudir a aquel que pone en marcha un trocito de su corazón, da respiro a una célula de su alma, trasciende a rincones de la razón y pone al descubierto sus pensamientos y sensaciones, porque, al menos, expresa parte de su intimidad, de su yo personal que está resguardado por la fuerza de su subconsciente.

Atreverse a crear algo es de valientes, porque lo transmite el fondo de sí mismo, aunque no llegue a la supremacía de ser “ARTE”. El hecho de difundir sus inquietudes por la fuerza e instinto de su ser interior es digno de admirar, porque dignifica sus características personales, sean las que sean, pero hay que ser consciente, asimismo, de que sean procedentes.

No es cuestión de buscar el lado más purista del arte, es simplemente valorar el arte ante su irreverencia. Hay que diferenciar lo que es a lo que no es, porque, si no, siempre caeremos en el error de que todo es válido, desde lo vulgar a lo elegante; de la educación a la grosería; de lo natural a lo antinatural; del inteligente al torpe; del sabio al ignorante; es decir; de la valoración real y acertada a la que no lo es.

De ahí proviene la inteligencia, la sabiduría, la cultura, para saber diferenciar lo que es a lo que no es; porque cuando un ignorante se atreve a valorar algo que le supera, es, precisamente, cuando cabe el error. La mediocridad o, más bien, la colocación de personas no cualificadas en lugares culturales, intelectuales o artísticos, permiten el balanceo de la autenticidad del arte real.

Precisamente lo manifiesta una persona que ha hecho una pequeña incursión en el mundo de la comunicación escrita, cuando es consciente de su precaria instrumentación literaria y gramatical, pero accede a ese mundo por la necesidad vital de transmitir su pequeña dosis de humanismo y espiritualidad. ¿Es “ARTE”? No lo creo. Es, simplemente, una forma de expresión apoyada en las mejores intenciones de provocar el crecimiento personal en muchos seres humanos inundados de angustias, oscuridades, tremendas penurias y con el imperativo de avanzar en su camino diario.



ÁNGEL SANZ GOENA
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com